EN PROFUNDIDAD

Ranco Materiales: De empezar de cero a multiplicarse y ser referente

La empresa fundada por Rudy Ranco es una de las más importantes en su rubro en el territorio cordobés. Nació hace algo más de tres décadas y fue creciendo hasta contar hoy con cinco puntos de venta, depósitos, una flota de camiones y una planta de hormigón propia.

16 de julio de 2021

Rudy Ranco fundó su empresa con 26 años. Tres décadas después, es una de las más importantes de la provincia en el rubro.

Ranco Materiales se convirtió en una empresa líder y referente en el rubro de la construcción en la provincia de Córdoba.

La firma, nacida en General Deheza, es representante de todas las marcas importantes de pisos, sanitario, grifería, construcción en seco, perfilería y material grueso; en definitiva, de todo lo necesario desde el inicio al final de una obra.

Tienen cinco sucursales, miles de metros cuadrados en depósitos, una flota de camiones y un centenar de empleados; evidenciando un crecimiento exponencial en sus 30 años de vida.

Pero, ¿cómo se logra todo eso arrancando un negocio desde cero?

Rudy Ranco es el titular de la empresa quien, asegura, no hay fórmulas secretas: “En lo que nosotros creemos y a lo que apostamos, es que este sea un negocio de confianza. Seriedad. Esos son los valores. Si me preguntás por qué el crecimiento, porque es un negocio donde la gente tiene confianza. Me parece que ese es un punto donde hacemos mucho hincapié, más allá del producto y de los precios”.

Antes de mirar hacia atrás, vale la pena ahondar en los planes de Ranco Materiales a corto y mediano plazo. Actualmente, “apostamos fuerte en el Área 158, en colectora de autopista, armando un centro de distribución bastante importante para atender toda la demanda de Villa María y la zona”.

El espacio es imponente por sus dimensiones y vino a sumarse a los depósitos con los que ya contaba la empresa. “Estamos apostando muy fuerte a Villa María. A mejorar mucho la logística, tratando de mejorar cada día en eso. El crecimiento también va provocando que cometas algunos errores, entonces al crecimiento lo tenés que acompañar con logística, buena administración, preparar vendedores, sistema. Todo lo que es redes, lo online”, enumeró Rudy, dejando entrever, además, que pronto lanzarán la tienda de e-commerce.

Una historia de crecimiento

A principios de los ´90, Rudy Ranco y su esposa decidieron iniciar un negocio en General Deheza en un rubro en el que no tenían demasiados conocimientos previos. El villamariense se había ido a los 18 años a jugar al fútbol en Acción Juvenil y trabajaba en un acopio de cereales.

Su emprendimiento, durante los primeros años, era “algo secundario” en su actividad laboral cotidiana.  “Del 90 al 2000 fueron años muy tranquilos, el negocio era muy pequeño; luego empecé a participar activamente de la empresa, me metí de lleno y justo se da la crisis del 2001. Pero en 2002 la construcción empezó a despegar y desde el 2002 al 2010 fueron años muy importantes en el rubro”, detalló quien actualmente es presidente del club Acción Juvenil y quien también fue entrenador.

Así arrancó Ranco Materiales. Con un pequeño número de empleados en sus inicios. En el 2013 puso pie en Villa María. Hoy la firma, además, cuenta con casa central y sucursal en Deheza, también en General Cabrera y Río Tercero. En total, comercializan más de 20 mil artículos.

“Estamos apostando mucho a Villa María, por un montón de cuestiones, hasta por ahí por algunas más afectivas a la ciudad”, confesó el empresario de 56 años.

Otro de los hitos de la compañía fue en 2017, cuando pusieron en marcha una nueva unidad de negocio: En el Parque Industrial de General Deheza inauguraron su propia planta de hormigón elaborado, el cual comercializan bajo la marca Ranco Mix.

El gran mérito de Ranco Materiales es haber iniciado de cero hasta convertirse en referente y líder en el sector en la provincia. En el territorio cordobés, es uno de los negocios de primera generación que más ha crecido y que actualmente va incorporando la segunda, con Juliana y Juan Pablo, sus hijos, desempeñándose en diferentes roles.


En el 2003 la firma inauguró la sucursal en General Cabrera; en 2010 en Río Tercero; en 2013 hizo lo propio en Villa María. En 2016 abren otra sucursal en General Deheza en un local propio; para el 2017 pusieron en marcha Ranco Mix, planta de hormigón elaborado.


Consultado sobre qué sensaciones le genera mirar hacia atrás y observar lo que consiguió, Rudy no tiene dudas: “Es una satisfacción muy grande. Un orgullo. Siempre tratamos de ir de a poco, creciendo en la medida en que se podía, con mucha seriedad y con los pies sobre la tierra. Y eso es lo que trato de transmitirle a mis hijos que ya están en la empresa. Pero, además, sigo con la misma motivación del primer día. Nos gusta el negocio, lo que hacemos. Y es producto de mucho esfuerzo, muchas horas”.

También, confesó Rudy, resulta fundamental contar con “excelentes colaboradores, mucha gente al lado mío muy importante que me han permitido creer, sino no hubiera sido posible”.

El contexto actual

Rudy analizó la situación actual del sector y, en ese sentido, aseveró que “ha cambiado mucho el mercado” argumentando que “en un momento había planes como el ProCreAr, créditos, donde construía un sector importante de la sociedad, pero hoy para algunos está complicado”.

También se refirió a la faltante de materiales, problemática que se acentuó en algún pasaje de la pandemia –sobre todo en 2020-: “Se ha normalizado algo. Sigue habiendo algunos productos críticos, como por ejemplo el ladrillo cerámico, un poco el hierro, pero los demás productos se han ido normalizando”.

Esto, fundamentalmente, porque “las fábricas también empezaron a producir más normalmente, ya que en estos dos años de pandemia estuvieron produciendo a veces cero, otras veces al 30% de su capacidad, y la demanda siguió; entonces obviamente que faltaban productos”.