Villa María |

viernes 19, agosto 2022
spot_img

El producto que facilita la fumigación en el agro suma puntos de ventas

Dante Poggio, varillense creador de Caldo Lab 3000, contó que han concretado la venta de seis unidades y sumaron dos concesionarias a la red. Le integraron tecnología al producto y quieren seguir expandiéndose.

spot_img

Con apenas algunos meses en el mercado, Caldo Lab 3000 va logrando posicionarse como una herramienta fundamental para la fumigación en el agro.

Este novedoso tanque de apoyo multifuncional creado por Dante Poggio, diseñador industrial de Las Varillas, comienza a ser producido en serie, tras concretar la venta de seis unidades.

El emprendedor que lidera el proyecto contó, además, que han firmado contrato con dos concesionarios para ampliar la red de venta de esta herramienta que hace más rentable, eficiente, seguro y ágil el trabajo al acompañar al pulverizador.

Incluso, adelantó, “estamos buscando concesionarios nuevos en puntos estratégicos” para cubrir una importante zona geográfica.

En ese sentido, aseguró que están interesados en sumar algún punto de venta en Villa María o la región.

Dante Poggio es diseñador industrial y lanzó este producto a fines del 2021.

“Es un producto que, cuando se ve exhibido conectado a la pulverizadora, inmediatamente llama la atención”, graficó.

Por eso, sostuvo, “creemos que a medida en que se vaya viendo, en el campo, a la venta, va a tener un crecimiento muy rápido”.

Es que, vale destacar, tiene un gran potencial porque “no hay algo similar que cumpla esta función”.

De hecho, Poggio destacó que están en conversaciones con una firma de Uruguay que está interesada en comercializar el producto en aquel país.

Caldo Lab 3000 es un producto autónomo para el preparado del caldo de agroquímicos que funciona a través de un generador eléctrico a 220. Consta de un depósito cerrado de baulera para agroquímicos, un tanque de 3500 litros, un módulo donde se prepara el caldo con punzón que descula los bidones, y al mismo tiempo se le puede aplicar el triple lavado.
También tiene un agitador mecánico, tablero de control donde maneja todos los pasos de agua, y bomba auxiliar que se transforma en hidrolavadora para lavar las alas del mosquito.

Le suman tecnología

No caben dudas que en el campo se busca -cada vez más- incorporar herramientas que hagan más fáciles y eficientes las tareas.

Por eso, Poggio no tiene dudas de que Caldo Lab 3000 “es una inversión para quien quiere trabajar más organizado, seguro, rápido y, por ende, con más rentabilidad”.

El Caldo Lab 3000 ya está en dos concesionarias de la región.

Y, para que sea más útil aún, junto a un grupo de profesionales están trabajando para sumarle innovación y tecnología.

“Vamos a acompañarlo con una aplicación que, por ejemplo, va a permitir que el ingeniero agrónomo envíe una orden de carga en el producto para que el operario que maneja el Caldo Lab pueda cumplir con lo que se le pide”, ejemplificó.

También, este componente tecnológico contará con una estación meteorológica, y elementos que permitirán saber niveles de líquido en la olla de preparado de caldo o en el tanque de agua. Además de arrojar datos técnicos como el valor de ph.

“Todo esto estará disponible en los próximos días”, enfatizó el diseñador industrial creador de Caldo Lab 3000.

5,586FansMe gusta
4,431SeguidoresSeguir
41SeguidoresSeguir
48SuscriptoresSuscribirte

Lo más leído

NEWSLETTER

Suscribite al resumen semanal de noticias de Mundo Empresas