spot_imgspot_imgspot_img

Villa María |

viernes 21, junio 2024
spot_img

“El mundo necesita de los productos que generamos en Argentina”

La mirada de Gino Pizzorno, integrante del directorio del Grupo Pizzorno y López. El joven de 26 años se refirió a la responsabilidad del empresariado argentino en lograr comercializar productos nacionales “con el mayor valor agregado posible”. A su vez, dialogó sobre las dificultades propias del contexto y la importancia de la formación permanente

spot_img

“Empuje, energía y nuevas ideas”, tres pilares con los que Gino Pizzorno, integrante del directorio del Grupo Pizzorno & López, distinguió la importancia de que los jóvenes formen parte del liderazgo de las empresas.

Por un lado, “el empuje y la energía que tenemos son una inyección de combustible para la marcha de las empresas”.

Por otro lado, planteó, “creo también que en estructuras en donde durante muchos años las cosas se han hecho de una determinada manera, el venir con nuevas ideas, nuevas formas de ver las cosas, genera muchas oportunidades de mejora”.

No obstante, el encargado industrial de Argen Mix Industry (AMI), se refirió al trabajo junto a sus padres, Jacqueline y Carlos, y a los demás fundadores de la empresa, Silvia y Raúl López.

“El mundo del aprendizaje es infinito y hoy, más que nunca, extremadamente dinámico, por lo cual no podemos dejarnos estar”Gino Pizzorno

Al respecto, resaltó: “También pienso que es bueno que los jóvenes estén acompañados por personas con más años de experiencia, con mayor trayectoria, en el caso de las empresas familiares será por las generaciones anteriores”. 

“Esto es debido a que algunas veces el exceso de ganas o de energía, necesita un freno de mano, para poder pensar más detenida y profundamente y, a su vez, es necesario nutrirse de la experiencia y el conocimiento que nos pueden aportar”, mencionó Gino.

Además, confesó que “en mi caso, tanto mi vieja como mi viejo han sido parte de los socios fundadores, lo cual hace que ambos hayan estado inmersos en la actividad y esto hizo que en casa siempre la empresa haya estado presente en las conversaciones del día a día, independientemente de si estamos de vacaciones, un sábado a la noche o un domingo”.

Es por ello que, consideró, “uno desde chico fue partícipe de las conversaciones, debates, que todos los días se han llevado a la mesa”.

“Tenemos pasión por lo que hacemos”

Particularmente, reconoció, “esto ha generado que uno agarre mucho cariño por las actividades en las cuales hoy nos desenvolvemos junto a Valentín, hijo de Silvia y Raúl”.

“Tenemos pasión por lo que hacemos y por lo que queremos hacer, y esto deriva en que el trabajo no nos sea un peso, o una carga, sino todo lo contrario, es la forma en que vemos que nos realizamos como personas”, acentuó.

Tras consultarle por los requisitos con los que se debe contar para liderar una empresa, el joven de 26 años, puntualizó que cree que “no hay requisitos excluyentes”.

“Pero sí creo que es importante que los jóvenes estemos formados y capacitados en cuestiones afines al liderazgo de empresas”, indicó.

En ese sentido, ejemplificó: “manejo de equipos, cuestiones administrativas, contables, entre otras”.

“Creo que tenemos que estar preparados para manejar las variables cualitativas y cuantitativas, pero también creo que lo fundamental es tener ganas, tener energía, ser perseverantes, creo que es muy importante poder tener el estómago preparado para poder digerir muchas decisiones que tenemos que tomar en el día a día””, subrayó.

“A su vez, con el contexto dinámico de cambios en el que nos encontramos, creo que es muy importante ser flexibles, ser maleables, es decir, poder adaptarnos rápidamente”Gino Pizzorno

Gino es integrante del directorio del Grupo Pizzorno & López desde el 2020, el cual lleva adelante diversas unidades de negocios en Villa María y en otras provincias.

Entre ellas se destacan estaciones de servicios, unidades agropecuarias, venta y distribución de neumáticos, una planta recuperadora de neumáticos y una planta de pelletizado de alfalfa, entre otros.

El mundo necesita de Argentina

En ese marco, Pizzorno relató: “Me parece que todos los jóvenes tenemos muchos desafíos por delante”.

“Si particularmente tuviera que mencionar alguno de ellos, creo que por un lado tenemos un desafío muy importante que es el valor agregado en origen”, opinó el joven.

“Tenemos que lograr comprender que el mundo necesita de los productos que generamos en Argentina, y nuestra responsabilidad es lograr comercializarlos con el mayor valor agregado posible, debido a que es esta la forma de generar cadenas industriales más extensas en Argentina, lo cual traerá aparejado mayor demanda interna de insumos, de materia prima y de mano de obra”, amplió.

A su vez, el ingeniero industrial graduado en la Universidad Católica de Córdoba manifestó que otro desafío que cree importante es «poder armar buenos equipos de trabajo y, asimismo, poder conservarlos en el tiempo”.

“Para lograr esta meta necesitamos ser muy hábiles a la hora de armar propuestas laborales”, subrayó.

Las mismas deben contemplar el aspecto económico o salarial, «el cual es muy importante, pero debemos también ser capaces de identificar cuáles son las motivaciones de los integrantes de nuestros equipos de trabajo”, dijo Gino.

En ese orden, continuó expresando que “debemos conocer a las personas”.

“Es importante poder brindarles la posibilidad de crecer personal y profesionalmente dentro de nuestras estructuras, para lo cual necesitamos brindar oportunidades de formación y capacitación, independientemente de que estas estén íntimamente relacionadas con las responsabilidades laborales de cada uno”, analizó.

De igual manera, precisó que “también es importante generar un propósito profundo para nuestros equipos, y tratar de transformar las relaciones de ‘compañeros de trabajo’ en relaciones de amistad y confianza”.

Sortear las dificultades propias del contexto

Por otro lado, se referió a su labor y cómo influye la actualidad argentina.

El joven indicó que “hoy nuestro país se encuentra en un contexto económico muy complejo, lo que hace que tengamos que dedicarle gran parte de nuestro tiempo a sortear las dificultades que este genera”.

Gino señaló que “este tiempo que dedicamos a las dificultades que se nos generan en el día a día, hace que perdamos parte del foco que tenemos que tener dedicado al mediano y largo plazo, es decir, que perdamos tiempo de enfoque en la estrategia, en la visión de la empresa”.


Contenido relacionado: Madelaine Montagner: “No debemos dejar que la mirada en este corto plazo nos empañe la visión del futuro”


Ante este motivo, Pizzorno, quien se encuentra realizando una maestría en la IAE Business School en la Universidad Austral, destacó: “Estoy convencido de que los jóvenes debemos estar constantemente capacitándonos y formándonos”.

“El mundo del aprendizaje es infinito y hoy, más que nunca, extremadamente dinámico, por lo cual no podemos dejarnos estar”, reflexionó.

El joven empresario concluyó planteado que “es importante tener en cuenta que debemos enfocarnos en desarrollar habilidades duras y blandas, es decir, prepararnos para poder analizar un balance, o una estructura de costos, como también prepararnos para poder liderar equipos de trabajo, identificar talentos y manejar emociones”.

spot_img
spot_img
9,265FansMe gusta
8,062SeguidoresSeguir
49SeguidoresSeguir
700SuscriptoresSuscribirte

MAS CONTENIDO

NEWSLETTER

Suscribite al resumen semanal de noticias de Mundo Empresas