spot_imgspot_imgspot_img

Villa María |

martes 23, julio 2024
spot_img
spot_img

Del aula al emprendimiento: el proyecto que buscan consolidar dos jóvenes estudiantes

Valentín Cabrera y Antonio Scauso, villamarienses de 21 años y estudiantes de Ingeniería en Sistemas de la UTN, desarrollaron Karta, un catálogo virtual que ofrece soluciones personalizadas para diversos tipos de negocios.

spot_img

Valentín Cabrera y Antonio Scauso decidieron emprender. Son villamarienses, tienen 21 años y son estudiantes avanzados de Ingeniería en Sistemas de la Universidad Tecnológica Nacional.

Los jóvenes desarrollaron Karta, un catálogo digital que ofrece soluciones personalizadas a negocios de distintos rubros.

Ambos coinciden en que se embarcaron en la aventura de poner un producto/servicio en el mercado, con la ambición de sumar horas de práctica real a la teoría que ven dentro del aula.

El nacimiento de Karta

La historia de Karta comenzó en diciembre de 2023, cuando un amigo de Valentín y Antonio abrió un bar y les pidió ayuda para desarrollar una carta digital.

Sin embargo, la visión de los jóvenes emprendedores iba más allá de un simple proyecto puntual. “Pensamos en crear una solución que no solo sirviera para el bar de nuestro amigo, sino que pudiera adaptarse a las necesidades de cualquier tipo de negocio”, explicó Valentín.

Así, Karta se transformó en una herramienta versátil que permite a los usuarios gestionar precios, personalizar cartas, cambiar fotos, cargar productos y visualizar estadísticas de interacción de los usuarios con los productos.

Del aula al emprendimiento: el proyecto que buscan consolidar dos jóvenes estudiantes
Karta permite una alta personalización y una gestión completa de parte del usuario.

“Comenzamos con la idea de hacer cartas para restaurantes, pero luego nos dimos cuenta del potencial que tenía para adaptarse a otros rubros como ropa, servicios e incluso catálogos de productos”, ponderó Antonio.

En febrero pasado, el bar amigo de Valentín y Antonio comenzó a usar Karta, lo que marcó el inicio de un proceso de continuo crecimiento y desarrollo.

“A medida que el bar usaba la plataforma, íbamos agregando nuevas funcionalidades y adaptándonos a sus necesidades”, comentó Valentín.

Este es un proceso constante que los desafía diariamente para seguir puliendo su producto: “Esta experiencia nos permitió comprender mejor las necesidades de los negocios y desarrollar una solución aún más completa”.

El primer cliente “oficial” fue un bazar mayorista en Alicia, quien contrató el servicio y comenzó a pagar una mensualidad por el uso de Karta.

Desde entonces, han estado en contacto con nuevos posibles clientes, incluyendo desde heladerías a tiendas de ropa, buscando expandirse comercialmente.

“Lo arrancamos para aprender a hacer un proyecto juntos, ver cómo salía. Y a medida en que fuimos avanzando nos dimos cuenta que tenía potencial real, que mucha gente lo necesitaba”.Valentín y Antonio

Un equipo en crecimiento

Fue justamente en la venta donde estos dos estudiantes encontraron las mayores dificultades: “Lo difícil no es desarrollarlo, sino venderlo”, coincidieron.

Por eso, conscientes de la importancia de contar con un equipo sólido para llevar adelante su proyecto, Valentín y Antonio sumaron a Martín Córdoba, docente de la UTN y emprendedor tecnológico, quien se unió al equipo hace un mes para aportar su experiencia en el área comercial.

“Nos está ayudando a desarrollar estrategias de venta efectivas y a llegar a más clientes potenciales”, resaltó Antonio.

Visión a largo plazo

Karta se ofrece como un servicio de pago mensual, lo que permite a los negocios acceder a la plataforma sin necesidad de realizar una inversión inicial significativa.

Además de mostrar productos o servicios, permite generar un carrito y avanzar con un mensaje de WhatspApp con todos los detalles para cerrar la venta o el pedido. “Todo lo gestiona el cliente”, detallaron.

Valentín y Antonio tienen grandes planes para el futuro de Karta.

“Lo arrancamos para aprender a hacer un proyecto juntos, ver cómo salía. Y a medida en que fuimos avanzando nos dimos cuenta que tenía potencial real, que mucha gente lo necesitaba”, afirmó Valentín.

La idea es seguir mejorando y personalizando la plataforma para que sea funcional a diferentes tipos de comercios.

Espíritu emprendedor

Con 21 años, Valentín y Antonio comparten una motivación común que es lo que los llevó a emprender: el deseo de aplicar sus conocimientos teóricos y ganar experiencia práctica.

Valentín, confió que “no puedo estar quieto, me gusta aprovechar el tiempo para estar haciendo cosas; lo que estamos estudiando te permite sentarte en la computadora y hacer, concretar. Nosotros lo arrancamos cada uno en su casa… No tenés barrera más que tiempo para hacer algo”.

Antonio, por su parte, vio en el emprendimiento una oportunidad para sumar experiencia antes de terminar la carrera.

“Me veía terminando la carrera, y encarando algo o empezando a trabajar y sin experiencia, entonces sentí que debía hacer algo ahora… Sumar práctica a toda la teoría que vemos. La verdad que sirvió un montón, nos obligó a hacer cursos, buscar tutoriales, encontrar soluciones a problemas que se nos plantean. Emprender me está permitiendo tener herramientas para saber el día de mañana qué quiero hacer o no, tener más claro el panorama”, reflexionó.

spot_img
spot_img
9,265FansMe gusta
8,062SeguidoresSeguir
49SeguidoresSeguir
717SuscriptoresSuscribirte

MAS CONTENIDO

NEWSLETTER

Suscribite al resumen semanal de noticias de Mundo Empresas