Villa María |

sábado 02, julio 2022

La dolarización de la economía y sus consecuencias: “Es una solución simplista”

El economista y docente de la Universidad Nacional de Villa María analizó que, si bien puede ser una medida que solucione la inflación, generaría otros problemas.

spot_img

El economista y docente de la Universidad Nacional de Villa María analizó que, si bien puede

Distintas voces, principalmente de la política, se han pronunciado desde hace semanas sobre la dolarización de la economía de nuestro país. Son muchos los que opinan que sustituir el peso es una receta que podría resolver varios de los problemas que acarrea Argentina.

Sin embargo, es necesario comprender qué significa y qué impacto real podría tener esta contundente medida, en caso de tomarse. Para eso, Mundo Empresas dialogó con Alejandro Pereyra, economista y docente de la Universidad Nacional de Villa María y de la UTN local.

En principio, vale aclarar que dolarizar la economía significa sustituir la moneda propia por otra, en este caso por el dólar americano. “Esto responde al hecho de que la moneda propia tiene un problema, que es la inflación, y pierde valor”, introdujo.

En ese sentido, puntualizó que esta decisión “solucionaría el problema de la inflación, te dejaría con una similar a la de Estados Unidos, pero te genera otros problemas”.

Sobre esto, Pereyra ejemplificó: “¿Qué pasaría si un gobierno provincial no llega a juntar los dólares necesarios para pagar a sus empleados? Nación no puede responder porque no puede emitir, entonces probablemente es la provincia la que emita su propia moneda. Esa experiencia ya la tuvimos y no funciona”.

El economista definió que la propuesta de dolarizar la economía es “una solución simplista” y argumentó que “no es del todo factible en el sentido de que un proceso de dolarización implica que el Central tenga reservas que no tiene, y que tenga un balance relativamente saneado, que tampoco tiene”.

“Tampoco es imposible”

“¿Cuánto saldría el dólar de suceder? Y, estamos hablando de un número que podría ser estratosférico”, vaticinó.

De todas maneras, reconoció que “tampoco es que niego que sea posible”. Allí, planteó un escenario: “Supongamos que gana Milei y dolariza. Y la Reserva Federal de Estados Unidos le dice que le va a dar los dólares que necesita para dolarizar. En esas circunstancias podés dolarizar”.

“No la niego rotundamente, pero si tiene que ser hecha con los dólares que tenés actualmente es, un proceso inviable. Si se pudiera hacer, porque te los prestan, eliminas la inflación, pero la economía empezaría a sentir problemas porque dolarizar implica que tengas niveles de productividad más altos de los que tenés hoy”, subrayó.

También reflejó que, según algunos autores, “los procesos de dolarización tienen la característica de que son difícil de abandonar, es más rígido que la convertibilidad”.

El analista villamariense también cuestionó que “más que dolarizar, que es populismo de derecha, creo que los argentinos le debemos exigir a la política con nuestro voto que construya soberanía, y eso está en la moneda propia”.

Esto, indicó, es porque “construir una moneda propia implica el mismo esfuerzo que dolarizar”. “No es que dolarizar es más fácil. Si podés hacer el esfuerzo de llevar tu economía a que tenga niveles de productividad tan altos como la economía americana para usar su moneda, también también podés hacer el esfuerzo de construir tu moneda propia”, cerró.

4,052FansMe gusta
3,884SeguidoresSeguir
35SeguidoresSeguir
34SuscriptoresSuscribirte

Lo más leído

NEWSLETTER

Suscribite al resumen semanal de noticias de Mundo Empresas