spot_imgspot_imgspot_img

Villa María |

martes 25, junio 2024
spot_img

Un emprendimiento “100% Correntino” en Villa María

Desde hace cuatro años, Fernando Lanzarotti se dedica a la elaboración y venta de chipá artesanal congelado. “De Goya al mundo”, el emprendedor deleita a sus clientes con distintos productos elaborados en base a esta tradicional receta.

spot_img

Con sabor 100% correntino, Fernando Lanzarotti lanzó su emprendimiento de chipá artesanal congelado en el 2020.

Diez años atrás, el contador público oriundo de Goya, Corrientes, se radicó en Villa María, donde formó su familia.

“Siempre me gustó que la gente pruebe los productos de allá y por mucho tiempo tuve en mente hacer algo relacionado a la venta de chipá”, dijo.

Así fue que, junto con la ayuda de su esposa, Verónica Escoda, decidió emprender con “Chipá 100% Correntino”.

“Empezamos durante la época de la pandemia, pensamos que al pasar más tiempo la gente en su casa era una posibilidad el poder vender nuestros productos. Se nos complicó un poco al principio porque no podíamos ofrecer mucho caminando por la calle o haciendo delivery”, comentó Fernando.

Crecimiento exponencial

Al respecto, continuó: “Empezamos vendiendo de a kilo, la gente fue probando nuestros chipá y lo que comenzó como algo simple hoy se convirtió en un casi negocio”.

Un emprendimiento “100% Correntino” en Villa María
El famoso chipanesa, una creación que les dio viralidad y les permitió llegar a más personas.

Al inicio del proyecto, las ventas eran de “una o dos bolsas por semana”, contó Lanzarotti, pero el emprendimiento llegó a alcanzar picos de venta de 300 kilos por semana.

Actualmente la producción varía entre 75 y 100 kilos semanales.

“Nuestro auge surgió a partir de las redes sociales, cuando distintos portales de Villa María y otras partes del país difundieron nuestro sandwich de ‘chipanesa’”, relató el emprendedor.

Y agregó: “Nosotros queríamos mostrar una idea, enseñar que se podía hacer pan con la masa del chipá. Pero tuvimos una gran repercusión con gente que nos pedía el sándwich preparado, ya listo para comer”.

“Así fue que comenzamos a elaborar otros productos y tomar pedidos limitados que se entregan hasta las 20 horas”, resaltó Fernando.

Hoy en día, el emprendimiento cuenta con distintas variedades de chipá (tradicional, provenzal, salchicha, queso azul), chipanini, ideal para preparar sándwiches, palitos de chipá, chi-pizza y el ya famoso chipanesa.

Al momento de idear los productos, el emprendedor busca brindar “practicidad”.

“La idea es vender alimentos que sean fáciles de cocinar y que prácticamente estén listos. Algunos productos ya salen listos para consumir, en cambio a otros los vendemos congelados por unidades y la gente solamente los debe hornear durante 15 minutos”, apuntó.

Emprendimiento familiar

Fernando y Verónica combinan sus trabajos formales con el emprendimiento familiar.

Tras consultarle por esta dinámica, el emprendedor comentó: “Actualmente, nuestros productos se elaboran en nuestra casa. Por eso siempre pedimos anticipación en los pedidos y cuidamos los horarios para no descuidar el tiempo con nuestros hijos”.

“Nos ha pasado que mucha gente pasa por la ciudad y quiere probar nuestros sándwiches sin importar la hora. Tratamos siempre de cumplir, pero tenemos que afianzar los horarios de venta”, señaló.

A su vez, Lanzarotti destacó: “También nos pasa que desde Bolivia, Paraguay, Perú y Chile nos preguntan cómo pueden adquirir nuestros productos. El alcance que tenemos gracias a las redes sociales es muy grande y es nuestro principal medio de ventas”.

Un emprendimiento “100% Correntino” en Villa María
“Nuestro negocio tiene potencial de PYME”, aseguró el contador, quien tiene planes para seguir creciendo.

El sueño del local propio

Al hablar de los desafíos que ha tenido que atravesar como emprendedor, Fernando comentó: “Hemos tenido problemas ante la gran demanda”.

“Nosotros somos dos y además tenemos nuestros trabajos por lo que muchas veces se nos dificulta producir en gran escala”, confesó.

“Este es uno de los motivos por lo que estamos pensando en tener un local propio con alguien más que nos ayude a aumentar la producción, sin perder la elaboración artesanal y el sabor correntino que nos caracteriza”, aseguró.

Cabe señalar que Chipá 100% Correntino forma parte de los proyectos elegidos para este año por el programa Incubadora de Emprendimientos, de la Universidad Nacional de Villa María y AERCA.

“La decisión de participar de este programa fue porque queremos contar con asesoramiento profesional que nos permita ubicarnos en tiempo y espacio y delimitar hacia dónde queremos llegar”, dijo Fernando.

Un emprendimiento “100% Correntino” en Villa María
Los emprendedores producen en cinco variedades, algunos listos para consumir y otros congelados.

De igual manera, remarcó: “Nuestro negocio tiene potencial de PYME y podemos seguir creciendo”.

Los planes, describió, “son tanto con un local propio como realizando convenios con distintos negocios o supermercados. Hay un nicho por explotar, pero queremos diagramar una buena estrategia”.

Por último, Lanzarotti resaltó el “agradecimiento de la gente”.

“Personas de muchos lugares nos contactaron para contarnos que a partir de nuestros vídeos y la forma en la que llevamos adelante nuestro emprendimiento, se animaron ellos mismos a iniciar sus proyectos. Para nosotros es muy importante poder contribuir y ayudar en lo que podamos”, concluyó.

spot_img
spot_img
9,265FansMe gusta
8,062SeguidoresSeguir
49SeguidoresSeguir
714SuscriptoresSuscribirte

MAS CONTENIDO

NEWSLETTER

Suscribite al resumen semanal de noticias de Mundo Empresas