spot_imgspot_imgspot_img

Villa María |

sábado 20, julio 2024
spot_img
spot_img

Convirtió su gusto por las “básicas” en una marca que hoy proyecta franquiciar

El villamariense Pablo Custo no encontraba remeras lisas, blancas o negras, con buena relación precio-calidad, por lo que decidió producirlas: Así nació Custore en 2018. Por la gran demanda, pasó de solo vender online a tres locales propios en Córdoba Capital. Ahora busca tener presencia en todo el país.

spot_img

Por gusto, comodidad, practicidad y algunas otras cualidades, el villamariese Pablo Custo siempre eligió “básicos” para vestir.

Remeras lisas, blancas, negras o grises forman parte de su “uniforme” habitual. Pero, no siempre lograba encontrar prendas que tuvieran una buena relación precio-calidad.

De impulso emprendedor, esto le fue despertando una inquietud, y en la medida en que se daba con personas que estaban en la misma que él, fue imaginando un negocio.

En 2018 lo concretó y lanzó su propia marca de ropa: Custore.

Consiguió talleres donde tercerizar la producción, proveedores de materia prima de primera calidad, y empezó con 200 remeras que vendía solamente mediante una tienda online.

Pablo, Franco y Daniel son socios en Custore. Muestras su packaging.
Pablo Custo (al centro), junto a Franco Festa y Daniel Claro, están listos para lanzar las franquicias de la marca.

“Arranqué con un crédito blando del Banco Nación de $200 mil que usé para las primeras remeras, la construcción de la página web y el desarrollo de identidad de marca”, resaltó.

A cinco años de aquel lanzamiento, hoy producen, por ejemplo, 1000 remeras por mes y otra variedad de prendas como bóxer, medias, buzos o pantalones jogger.

De la web a la tienda física

Pablo, de 39 años, reconoció que se encontró rápidamente con un mercado que demandaba sus productos desde distintos puntos del país, por lo que decidió probar dar un paso más y colocarlos en una tienda física multimarca en Córdoba Capital, donde reside hace años.

“Al poco tiempo, Custore le aportó el 80% de la facturación”, recordó y explicó que eso “me estimuló a ir por el local propio”.

Así, en pleno centro de la capital provincial -en 9 de Julio 685- Custore abrió sus puertas con una excelente aceptación.

Custore tiene tres locales comerciales en Córdoba Capital.
Custore produce hoy unas mil remeras por mes que llegan a distintos puntos del país.

Es por eso que el emprendedor villamariense decidió dar un paso más y sumar a dos socios, Franco Festa y Daniel Claro, con quienes recientemente inauguró dos nuevos puntos de venta en Córdoba.

El licenciado en Administración de Empresas explicó que sus productos “logran una alta fidelización, el que probó vuelve a comprar”. Esto, porque “tenemos un precio muy competitivo por la alta calidad de las prendas”.

Se vienen las franquicias

La historia de esta joven marca se sigue escribiendo día a día. Por ejemplo, adelantó Pablo, tienen pensado lanzar una línea de remeras para la mujer.

Pero, se plantea un desafío aún mayor: “Queremos crecer con un modelo de franquicias accesible con expectativas de llegar a tener locales Custore en todo el país”.

En julio, anunció, comenzarán a venderlas a un precio que rondará los 15 mil dólares, “y con un recupero de inversión pensado para que sea en entre ocho y diez meses”.

Pablo logró convertir su gusto por las remeras básicas en un negocio que lleva años en crecimiento.
spot_img
spot_img
9,265FansMe gusta
8,062SeguidoresSeguir
49SeguidoresSeguir
717SuscriptoresSuscribirte

MAS CONTENIDO

NEWSLETTER

Suscribite al resumen semanal de noticias de Mundo Empresas