spot_imgspot_imgspot_img

Villa María |

sábado 24, febrero 2024
spot_img

Buscan generar productos a partir del principal desperdicio de la industria del maní

Humberto Quiñonez, joven villamariense Ingeniero en Alimentos, contó cómo trabaja el equipo de investigadores que desde la Universidad Nacional de Villa María quiere aprovechar la piel del maní en diversos usos.

spot_img

Un equipo de investigadores de la Universidad Nacional de Villa María se encuentra trabajando en el reaprovechamiento de subproductos de la industria del maní.

Humberto Quiñonez joven villamariense graduado de la Ingeniería de Alimentos, integra el grupo que avanza en el desarrollo de métodos que permitan dar respuesta concreta a esta inquietud en el sector industrial.

Actualmente, la piel del maní o tegumento se constituye como el principal desperdicio de esta industria.

Por eso, se propuso buscar alternativas que permitan agregar valor y así ser reaprovechada para diversos usos.

Según confió el joven de 25 años, el objetivo es “proponer una técnica sustentable para el tratamiento del tegumento del maní”.

De esta manera contribuir “en la generación de productos con alto valor agregado, a partir de la implementación de técnicas más amigables con el ambiente”.

Estos avances traen aparejados beneficios económicos y ambientales, y proponen a la industria manisera una novedad para su sistema productivo, con especial énfasis en el cuidado de su entorno.

El proceso

Quiñonez detalló que, para poder elaborar un nuevo producto derivado del tegumento, es necesario primero trabajar en su tratamiento.

“Estamos trabajando con líquidos iónicos, concretamente con sales orgánicas constituidas por iones, que se encuentran como líquidos a temperatura ambiente”, manifestó.

El becario del Conicet especificó que “lo que buscamos es obtener nuevos líquidos iónicos a fin de emplearlos en el pre-tratamiento de la cáscara del maní”.

De esta forma, “poder recuperar fracciones purificadas y/o enriquecidas en celulosa y lignina, lo que nos permitirá luego poder avanzar en la generación de derivados».

En cuanto al interés demostrado por el sector, el becario destacó una importante colaboración de empresas de la región.

“Gran parte de los procesos que realizamos en nuestros laboratorios son posibles gracias a que algunas industrias nos proveen de esta piel del maní a fin de poder someterlas a los ensayos químicos”, comentó.

En el Instituto de Ciencias Básicas y Aplicadas de la Universidad Nacional de Villa María (UNVM) desde hace años llevan a cabo avances en investigaciones que fundamentalmente buscan dar respuesta a diversas necesidades del sector industrial.

En este caso, la línea de investigación en la que participa el ingeniero es dirigida por el docente e investigador local doctor Mario Lanteri y co-dirigida por el doctor Darío Falcone de la Universidad Nacional de Río Cuarto (UNRC).

Además, cuenta con la colaboración de la doctora Marianela Sánchez, el ingeniero Diego Tovo y la ingeniera Camila Urenda, también de la UNVM.

spot_img
spot_img
spot_img
9,265FansMe gusta
8,062SeguidoresSeguir
49SeguidoresSeguir
446SuscriptoresSuscribirte

MAS CONTENIDO

NEWSLETTER

Suscribite al resumen semanal de noticias de Mundo Empresas