spot_imgspot_imgspot_img

Villa María |

lunes 20, mayo 2024
spot_img

El trabajo en collage: Transformando ideas en arte rentable

Florencia Cigliutti transformó su hobbie de la niñez en su vocación actual y emprendió Verde Cina Collages, un proyecto que realiza distintas piezas propias, y a pedido de diferentes sectores. “Es un trabajo que tiene un amplio abanico de posibilidades”, destacó la artista.

spot_img

Del convertir un hobbie en una profesión, nació Verde Cina Collages, un proyecto que materializa diferentes ideas en múltiples capas.

Se trata del emprendimiento de la fotógrafa y artista visual, Florencia Cigliutti, quien desde muy pequeña se interesó por el mundo del collage.

“Empezó siendo un juego que cada vez se fue haciendo más grande”, contó la creadora del fotolibro “Adiós por hoy, mi amor”, y continuó: “Desde la primaria fue algo que siempre me llamó la atención, que me atraía y en la secundaria ya le fui agregando teoría artística”.

En ese sentido, Florencia relató que a la edad de 23 años comenzó a dedicarse a la realización de collages “con mi mirada mucho más formada y, con ciertas cuestiones políticas muy arraigadas y militancia feminista”.

El trabajo en collage: Transformando ideas en arte rentable
Florencia ha trabajado en colaboración con distintos medios, como La Tinta y Le Monde.

“Los collage siguieron siendo un juego pero se le fue sumando otra impronta. Incluso, me di cuenta que eran la herramienta con la que podía expresarme sin la necesidad del intercambio personal, del estar con una persona cara a cara, sino más bien poder decir lo que quisiera, lo que pienso y así fue que nació Verde Cina Collages”, mencionó.

A su vez, la joven artista destacó que, a partir de ese momento, en el año 2015, se “abrieron un montón de posibilidades” y “los collages se convirtieron en una posibilidad de trabajo”.

“Al comienzo, participé de muchas ferias en la ciudad que fueron muy importantes porque fue una forma de visibilizar Verde Cina y de poder charlar con la gente”, dijo y agregó: “También se fueron sumando collages a pedido y ya empecé a abrirme a otros espacios y comenzó a ser puramente una pata fundamental de laburo”.

Collages en lugares

A lo largo de toda su trayectoria como artista de collages, Florencia ha trabajado en colaboración con distintos medios, como La Tinta y Le Monde.

“Fueron experiencias de mucho crecimiento, para mí son medios muy importantes y, a su vez, fue muy gratificante poder trabajar en equipo, ver qué queríamos decir y plasmarlo a través del collage”, resaltó.

De igual manera, en un viaje a Europa, Cigliutti pudo plasmar su arte en trabajos por el viejo continente.

El trabajo en collage: Transformando ideas en arte rentable
La emprendedora destacó que «me gustaría próximamente poder materializar mi propia página web».

Actualmente, Verde Cina también ofrece acompañamiento visual en distintos proyectos. En el plano digital, colabora con marcas o emprendedores en la creación de su identidad visual y el contenido en redes sociales.

Otro tipo de acompañamiento es durante el proceso de elaboración de libros, donde la emprendedora coopera en la ideación de la tapa.

“Cada collage es único. Trabajo con muchas imágenes, algunas que son descargables por internet y otras que, en su mayoría, son de recortes de revistas o de enciclopedias que me han ido donando”, señaló.

Asimismo, contó: “Son donaciones de revistas y enciclopedias de los años 60 y 70 que incluso me servían no sólo las imágenes, sino también los textos. Se pueden problematizar y traerlos un poco más a la realidad y ver qué pasaba con eso”.

En cuanto al proceso, Cigliutti explicó que escanea los recortes y luego con Photoshop realiza cada collage.

Monetizar el arte

Tras consultarle si le costó monetizar su trabajo, Florencia remarcó: “Me cuesta. No es que me costó, me cuesta hasta hoy monetizarlo”.

“Creo que tiene que ver con una cuestión que viene desde siempre al tratarse del arte y cómo cuesta ponerle un valor monetario. Es algo que no nos debería suceder y aun así sigue sucediendo”, dijo.

En ese marco, indicó: “No es que pensé en llevar el arte a un negocio sino que es algo se fue dando solo, por la gente”.

“Abrí una cuenta en Instagram, empecé a publicar y tuvo repercusiones. A eso le siguieron las ferias y dije ‘bueno arranco a ver qué pasa acá’ y se fue dando lo que hoy veo como un trabajo y que tiene un amplio abanico de posibilidades”.

Redes sociales

Al hablar de cómo fue tomando forma Verde Cina a partir de su cuenta de Instagram (se puede vincular @collages.verdecina), la emprendedora destacó que la red social “es alta herramienta”.

“Los collage son justamente como una herramienta para mí transformadora, el arte en general, y creo que mediante Instagram tienen llegada a mucha gente que por ahí se siente identificada y se genera una conexión, se abren debates o se comparten mensajes”, apuntó. 

El trabajo en collage: Transformando ideas en arte rentable
“Destacó la libertad de mi trabajo, el poder manejar mis tiempos y espero poder irme adaptando a los nuevos contextos”, subrayó.

Sin embargo, Florencia comentó que ha tenido ocasiones donde recibió mensajes “con mucha violencia”.

“A pesar de eso, Instagram no deja de ser una herramienta fundamental y a partir de la cual han surgido muchos trabajos”, precisó.

Por último, Cigliutti habló sobre el emprender y sus aspiraciones a futuro. “Destacó la libertad de mi trabajo, el poder manejar mis tiempos y espero poder irme adaptando a los nuevos contextos”, expresó.

“Hay un cambio que ya se está viendo y es el paso del papel a lo digital, me gustaría próximamente poder materializar mi propia página web y que sea otro espacio para que la gente pueda conocerme, mi labor y que Verde Cina pueda expandirse cada vez más”, concluyó Florencia.

spot_img
spot_img
9,265FansMe gusta
8,062SeguidoresSeguir
49SeguidoresSeguir
576SuscriptoresSuscribirte

MAS CONTENIDO

NEWSLETTER

Suscribite al resumen semanal de noticias de Mundo Empresas